5 características que definen a un buen animador/a

La cara visible de nuestras gincanas Artemis está precisamente protagonizada por el rostro, el alma y la energía de nuestros animadores y animadoras. En el caso de nuestros juegos, los animadores son los portadores de la información de la gincana, así como del material. Pero no sólo se encargan de esto último, sino que son la viva imagen de Raquel Silva en Pekin Express esperando a los participantes del reality show. Ellos y ellas, forman parte de la etapa final del juego, recibiendo a los jugadores con premios, la corrección de las respuestas (si las hay) y, de vez en cuando, una copita para celebrar el triunfo.

Pero antes de este final apoteósico, nuestros animadores nunca desaparecen del tablero de juego (o de las calles en que se desarrolla). Aunque el equipo hace su viaje en el tiempo a solas, los animadores Artemis se esconden entre portales y balcones, para sorprender a estos. Nunca se sabe cuando podrían encontrarse con un jugador mirando el google maps, acto castigado con pena de muerte (no tanto), o saltándose una etapa, entre otras fechorías que pueden cometer estos jugadores.

5BFC4692-8D5F-4323-948F-1E5AFD369A8C

Así, como véis, el animador Artemis, tiene la importante labor de asistir a los jugadores al más puro estilo game-master. Además, de vez en cuando se enfrenta a las exigencias de los jugadores y, ¿cómo no? a cierto cansancio tras unos pocos quilómetros de recorrido. Por todos los retos que le deparan, un animador debe tener las siguientes características:

  1. Seguridad: es muy importante que la información (reglas, prohibiciones, condiciones y otros parámetros del juego) queden muy claros. Para ello, hace falta cierta seguridad en el animador, tanto sobre sí mismo como sobre sus conocimientos del juego.
  2. Flexibilidad: a menudo los jugadores tienen peticiones como parar en un bar, terminar rápido porque tienen otro evento después, descansar… Por todo ello, es importantísimo que el animador esté preparado para combatir cualquier petición y adaptarse para complacer los deseos de los jugadores.
  3. Optimismo: un animador debe estar muy motivado por vivir una nueva aventura y ver cualquier ventana como una puerta gigante que se abre ante él. Debe permanecer siempre positivo para poder contagiarselo a los jugadores, que necesitarán mucha ilusión para recorrer los pasadizos y avenidas de toda la ciudad de Barcelona.
  4. Sentido del humor: os confesamos que en ocasiones nuestros animadores se disfrazan para darle más vida a la historia. No queremos decir que hagan el ridículo, solo que deben estar preparados para encarnar a policías, guardabosques o personas incógnito, entre otros personajes.
  5. Pro-actividad: los animadores Artemis son grandes apasionados de los juegos, pero también conocen bien la ciudad. Esto es importante, porque muchas veces resultan ser “influencers” de los jugadores, ya que ofrecen recomendaciones de bares, tiendas, calles… Por ello, nuestro equipo de animación, son persones activas en su vida diaria, que participan de manera viva en el crecimiento de la misma Barcelona.

Así que estas, sumadas a otras tantas características bien útiles, son las que reconocemos en nuestros animadores y animadores. Por supuesto, hace falta una buena dosis de responsabilidad, para conseguir que tu evento de empresa, tu fiesta de cumpleaños o tu encuentro de amigos, resulten un éxito.

¿Crees que podrías ser un buen animador Artemis? Pronto vendrá la primavera y con ella, ¡un sol gigantesco que anima a cualquiera a jugar uno de nuestros escape room sin muros! Escríbenos.

Artemis

Las gymkhanas Artemis ponen a prueba vuestros conocimientos de la ciudad de Barcelona u os permiten descubrirla de manera original, lúdica y educativa.